solis-slider-intro-1920x400
mvdmausoleoslider-intro-1920-400
mausoleo-slider-intro-1920x400
pocitosslider-intro-1920-400
Martes, 23 Marzo 2010 01:09

¿Por que la semana de turismo coincide con la luna llena? Luna llena, religión y turismo

Será “de Turismo” porque así de raros somos los uruguayos, pero la Semana tiene un profundo sentido religioso y la ilumina una esplendorosa luna llena.

Ocurre que el año litúrgico no se ciñe únicamente al calendario solar, sino que también varía con el ciclo lunar. Como Jesús se guiaba por la Pascua Judía cuyo “Pesaj” concuerda con luna llena, podemos estar seguros que el primer Jueves Santo también coincidió con esa fase.

Por eso la Iglesia Católica y otras religiones cristianas fijan el Jueves Santo en la luna llena que se presenta entre el mes de marzo y abril. Tomando a esta fecha como referencia, se establecen las restantes celebraciones móviles.

Pero con la particularidad de que la Semana Santa Cristiana no debe coincidir con la Pascua Judía, como lo determinó el Concilio de Nicea en el año 325.

Otra gran particularidad de esta celebración religiosa la introdujimos los uruguayos, exactamente el 23 de octubre de 1919 cuando Uruguay prácticamente completó su secularización al preservar los feriados, y resolvió cambiar los nombres oficiales de Semana Santa por Semana de Turismo, Navidad por Día de la Familia, Noche de Reyes por Día de los Niños y Día de la Virgen (8 de diciembre) por Día de las Playas. Es algo que suele dejar estupefactos a los extranjeros que descubren tal particularidad. Más los sorprendería el debate que produjo la Cruz que se levantó en Bvar. Artigas para acoger al Papa. Pero una cosa es laicismo oficial y muy otra la fe de los pueblos, incluyendo al nuestro.

El formidable reinado de la luna llena hace proclive a la semana para el camping y desde hace algún tiempo, para las cabalgatas nocturnas y el avistamiento de aves nocturnas. Esta semana en Colonia, más precisamente en Puerto Concordia, próximo a La Paz CP, habrá canoismo nocturno. Santa Teresa, el Parque Andresito y todos los campings del país estarán desbordantes de amigos de la naturaleza, aunque también de cazadores y pescadores.

La cuestión es que si bien todo el mundo hace turismo en Semana Santa, los uruguayos nos damos el lujo de cumplir con un calendario oficial. Según un informe de Interconsult, el 37% de los uruguayos hace turismo en esta semana, en tanto que otro 30% lo hace en Carnaval. Otro 20% prefiere las vacaciones escolares de invierno y apenas un 10% se da el gusto en primavera, rememorando aquellas vacaciones primaverales.

Es el momento en que todos los operadores turísticos lanzan sus ofertas internacionales y los operadores locales promueven el turismo interno, particularmente nuestro Ministerio de Turismo, el cual también trata de captar viajeros en los países vecinos. Es una semana en la cual se privilegia al turismo interno que está creciendo a buen ritmo: en la pasada Semana de Carnaval (otro feriado móvil), el movimiento en Tres Cruces fue un 7% superior al del año anterior.

Los uruguayos estamos casi de vacaciones desde el 24 de diciembre a mediodía hasta que llega a la meta el último corredor de la Vuelta Ciclista que ya lleva casi 70 años y sigue tan campante. Ese es el momento en que comienza el año laboral uruguayo, cosa que mataría de asombro a las ovejas de Nueva Zelandia.  Para los corredores, sus acompañantes y la gran caravana periodística, ésas son sus vacaciones de Semana de Turismo. También para muchos que acuden a las rutas para verlos pasar, pues turismo no hace quien quiere sino quien puede. Los que se conforman con verlos pasar, son un 45% de los uruguayos según estima Interconsult.

La Semana Criolla. Los casi 800.000 montevideanos que se quedan en casa, tampoco la pasan mal. En primer lugar, la ciudad tiene muchos paseos, comenzando por esa rambla que todos los envidian y por varios parques que tuvieron sus momentos de gloria. Los espectáculos y atracciones desbordan las carteleras, los teatros y cines estrenan obras y películas y algunos lugares, como la Rural del Prado y el Parque Roosevelt se repletan de jinetes uruguayos y de países vecinos; así de famosos son nuestros dos principales escenarios gauchescos.

Pero el criollismo se manifiesta a lo largo y lo ancho del país. Hay actividades gauchescas en casi todos los departamentos y se renueva el culto a lo nuestro, circunstancia que aprovechan los artesanos también criollos. Es un momento de oro para las estancias turísticas que cada año agregan oferta.

Minas y Colonia son capitales turísticas por una semana, aunque compitiendo fuertemente con las Termas y con la Semana de la Cerveza, pues esta semana de luna llena da para todo y para todos. En todas estas ciudades y departamentos se esmeran por presentar una agenda que atrae no solo a los visitantes, sino también a los oriundos.

Nunca el turismo interno tuvo tanto desarrollo como en los últimos años.


fuente: viajes/elpaisdigital


Please publish modules in offcanvas position.