mvdmausoleoslider-intro-1920-400
solis-slider-intro-1920x400
mausoleo-slider-intro-1920x400
pocitosslider-intro-1920-400
Sábado, 26 Diciembre 2009 22:01

Desde aquí hasta allá

por ElBis Turí
Lo dijo en serio el mismísimo Presidente de la República, Tabaré Vázquez y lo convalidó hace pocos días, dentro de su gran obra, como lo es la nueva terminal del Aeropuerto de Carrasco, el Arquitecto Rafael Viñoly: el Uruguay puede ser un país desarrollado...


Sabemos lo que tenemos pero, ¿conocemos lo que nos falta?.

Hace unos días, mi señora iba a trabajar, temprano en la mañana, conduciendo nuestro coche por Camino Carrasco en dirección Oeste.

Al llegar a la Avenida A la Playa, se le cruzó como exhalación un auto rojo al que trató de esquivar pero terminó chocándolo en la parte trasera.

Mi señora venía por una vía de tránsito preferido, el auto rojo, conducido por una chica que llevaba a un niño consigo, no respetó el cartel de PARE que hay colocado en la intersección y dijo, en el momento y ratificó en su declaración jurada "el chico me habló, me distraje y no me di cuenta que cruzaba Camino Carrasco".

Alertado por el celular, acudí presuroso al lugar del hecho y luego juntos, fuimos a un taller de chapa y pintura que está registrado ante el Banco de Seguros al que le confiamos el trámite previo para luego encargarle la reparación del paragolpe y el guardabarros dañados.

El día que el BSE nos dio turno, acudimos con el tallerista a llevar el auto para que fuera tasado el siniestro.

Nos dirigimos a un bar cercano a tomar un refrigerio mientras se realizaba el trámite que generalmente demora, a los pocos minutos nos llamó el tallerista al celular y nos pidió que fuésemos adonde estaba "porque hay problemas con la cobertura"...

El "problema" radicaba en que el funcionario que hizo el parte (el que viene en una camioneta con el logo del BSE luego que uno llama al 1994), no incluyó en el mismo un detalle fundamental: la existencia del cartel de PARE en la intersección, sobre la vía por la cual venía el auto embestido).

¿Y entonces? pregunté.

"Que va a tener que demostrarnos que hay un cartel de PARE"

Tengo un testigo, y además, puedo traer  una foto dije.

"Todo eso sirve" me respondió.

Y de pronto, como saliendo de mi somnolencia le pregunto: ¿y por qué debo ser yo el que pruebe la existencia del cartel de PARE cuando el que cometió la omisión de incluirlo en el parte es funcionario del Banco?

"Porque no hay otra forma" me respondió.

Tienen que mandarlo ustedes de nuevo al lugar, que sea él quien saque la foto y la traiga, dije ya con la temperatura un poco subidita.

"Ja, si yo pudiera mandarlo lo mandaba pero, es imposible, además ¿sabe algo? es un servicio tercerizado..."

Ya explotando le solté: "quiero hablar con su jefe"

"Imposible, tendría que ir -arriba- y sabe como es..."

¿Sabe algo? me vinieron las ganas de joder !! casi grité y agregué: "aquí, en este piso, debe haber algún superior suyo, déme con él..."

El supervisor en cuestión, estaba sentado en el escritorio de al lado y cuando escuchó mi primera frase de argumento, ya me había dado la razón, había mirado con cara de pocos amigos al empleado y hablado con otra funcionaria (seguramente superior a su vez de él mismo).

"Vaya tranquilo señor, el trámite queda ingresado y vamos a ser nosotros quienes corroboremos que, como usted dice , en esa esquina hay un cartel de PARE y de esa forma, la cobertura para ustedes estará asegurada".

Entonces mis amigos, la distancia que hay "desde aquí hasta allá", o sea, desde donde estamos o mejor expresado, desde lo que somos, a lo que pretendemos ser, no es moco de pavo(¿alguien vio alguna vez un moco de éstos?).

Tenemos mucho para ser desarrollados pero...¿y lo que nos falta?.