Martes, 21 Septiembre 2010 01:15

Cabalgando en las Huellas de las Ánimas

Written by
Rate this item
(0 votes)
Con el calorcito primaveral Huellas organiza su primera cabalgata tras la obligada pausa invernal. Será del 24 al 26 de setiembre, con un itinerario que recorrerá la Sierra de las Animas, los Pozos Azules y toda esa zona desbordante de magia, paisaje y naturaleza en ebullición.


Leete esto y comprenderás por qué, además de uruguayos y argentinos, esta actividad está atrayendo a tantos europeos y norteamericanos.

Victoria Miller se puso en contacto con Viajes.ElPaís para contarnos algunos detalles acerca de esta nueva aventura que no es de las más facilongas, pero tampoco exige jinetes muy experimentados. Lo que sí se necesita es que sea algún embalado que a la hora quiera volver. No señor, esto es para quienes aman los caballos y disfrutan más con la naturaleza que con unos vidrierazos en la calle 20 de Punta del Este.
Los detalles buscalos en los links que te ponemos al final de este artículo; solo te diremos que toda la cabalgata se hace con guías y baqueanos muy experimentados. Más aún, si no te place acampar (lo que sería una pena) todo está previsto para que puedas pernoctar en la Posada de las Animas y en la Estancia Bella Vista, que son un lujito.

Muy bien, ¿y dónde están las ánimas en pena?. Difícil que puedas encontrar alguna a menos que tengas muuuucha imaginación. El escepticismo siempre se encarga de encontrarle explicación a las cosas más misteriosas, así que esas extrañas luces que campeaban en los cerros desde la época de los charrúas, resulta que son emanaciones lumínicas de los huesos fosforados que yacen por allí y que aseguran son de indios. Andá a saber. Pero no me digas que es un excelente tema para decantar en los fogones nocturnos, entre guitarreada y guitarreada, pues la noche es tan formidable como el día en estas cabalgatas.
En cuanto a esta sierra, es la única de origen volcánico y contemporánea de la Cordillera de los Andes, que todavía está en construcción. Pero por acá las placas tectónicas se quedaron en el molde y tuvimos una serranía que da risa a los países con montañas de verdad. Serán chiquitas, pero ¡qué senderos descubrieron los baqueanos de Huellas!

En cuanto a los Pozos Azules, podrías llegar hasta allí de varias maneras, pero ninguna de ellas será tan apasionante como hacerlo a caballo. Andá con los ojos abiertos, para disfrutar de coronillas, talas y tarumanes. Seguro que el baqueano te avisará si te cruzás con una aruera, para que la puedas saludar al vesre. Y no hagas ruido que me espantás a los zorros grises que andan cazando aperiás cuando no les mete miedo algún jabalí.

Y no se te ocurra tirar la botella de agua que recién terminaste, porque esa actitud desaprensiva pone furiosas a las yararás.

http://www.huellascabalgatas.com
http://www.delasanimas.com.uy
http://www.estanciabellavista.com


fuente: viajes elpais
Read 1755 times