Lunes, 13 Diciembre 2010 01:39

BQB: caprichos si, tonterías no

Written by
Rate this item
(0 votes)
por Sergio Antonio Herrera
"En la reunión estuvo López Mena y en representación de Pluna lo hizo , entre otros,  un señor  muy conocido  en el ambiente aeronáutico  que  mas de una vez fue consultado sobre Pluna y por Pluna. . No se cerró el negocio por causa del pasivo que tiene la empresa", amplió ante mi requerimiento, el muchacho que sabe.


"Se habló de todo, al parecer López Mena estaba muy informado acerca de la realidad de Pluna y dijo que la actual bonanza y cumplimiento de las obligaciones -especialmente la amortización de la deuda por la compra de la flota-, se debía pura y exclusivamente a la inyección de dinero fresco que significó el acceso de JAZZ al grupo accionario y que la reciente participación de Leadgate en el intento efectuado por Aerovip, había arrojado considerables pérdidas".

El objetivo sigue siendo el mismo

Juan Carlos López Mena, en el camino a ser el indiscutible zar del transporte en el Río de la Plata, tiene con Pluna S.A., más que una piedra, una roca enorme en el zapato y por ello, se puede catalogar que para él, Pluna es una especie de "atracción fatal".

Su apuesta, sabido es, -a través de BQB-, con el subsidio cruzado que le permite ser el operador de alrededor del 80% del tráfico total entre Argentina y Uruguay, era debilitar hasta la rendición a la conducción de Pluna, para comprarla a precio de banana y de esa manera, acceder a la malla tan ansiada de rutas regionales, especialmente el puente aéreo, su obsesión.

El 31 de mayo pasado, escribimos un artículo que figura entre los más leídos desde el inicio de este medio: BQB: ¿Capricho de López Mena?.

En ese análisis, afirmamos la inviabilidad de la aerolínea de Buquebús: Consultados varios actores del sector, es unánime la opinión: "si el dueño de BQB no fuese López Mena, no habría iniciado actividad, habría devuelto los aviones y se hubiese abortado la puesta en marcha de la aerolínea, en las condiciones actuales, no es redituable y son muy altos los costos para un modelo de negocio tan reducido" y casi todos, a continuación agregan "Pero por algo hace lo que está haciendo, tonto no es, por algún lado le llegará la solución". Para que se confirme esa presunción y BQB pase a ser un buen negocio, la única chance es que se cambien las reglas de juego y se le autoricen rutas que hasta el momento se le han negado.

Y más allá que desde aquel momento al actual, el panorama de BQB ha sufrido alguna variante positiva y sobretodo, se avecina la temporada de verano y con ella, aumenta considerablemente el tráfico a Punta del Este, los grandes números siguen sin cerrar y el proyecto continúa siendo deficitario y no tiene mayores perspectivas de cambio.

Rematábamos el artículo diciendo: Es la primera vez que avizoramos una situación tan difícil de sortear para un empresario tan exitoso y el panorama indica números rojos inmediatos; todos sabemos que hay resto y mucho, pero también, que a nadie que haya ganado su dinero trabajando, le gusta perderlo por un capricho.

Por ello, ahora, enterados de estas gestiones, vamos reafirmando nuestra temeraria opinión -una vez más en solitario- y personalmente, -empieza a cerrarnos- esta estrategia.

López Mena, con su poderío, podía darse el lujo de jugar con un capricho llamado BQB, pero, en el mundo de los negocios, los caprichos o "las paradas", tienen vuelo corto y en su momento, hay que acomodar los zapallos en el carro, para que no se conviertan en tonterías.

Entre seguir perdiendo mucho dinero de modo indefinido con BQB y de una vez por todas, decidirse a tomar por el atajo y comprar Pluna al precio actual y no al proyectado devaluado, parece ser que se está optando por esto último.

Parece entendible el cuarto intermedio de 90 días, mientras tanto, "el Señor de los Barcos" tendrá tiempo y el escenario ideal (verano en Punta, jugando de local), para negociar el precio final con la parte que representa la mayor cifra del precio, que es a la vez, por públicos motivos, la más accesible a sus intereses. Obviamente, hablamos de los aproximadamente 170 millones de dólares y por ende, del Estado uruguayo.

En una operación como ésta, si bien personal y comercialmente están en las antípodas ambos grupos (Leadgate y Buquebús), creemos que esa parte del precio será la más viable en la negociación pues se trata de dos más dos...o mejor dicho de quince más quince y una jugosa diferencia por los tres años y medio de gestión, a la vista, exitosa. Nos vemos.

Para efectuar comentarios sobre este artículo, presione aquí.

 www.portaldeamerica.com
Read 1777 times