Viernes, 08 Mayo 2009 05:49

El 14 de mayo en el Country de Atlántida, se discutirá el Plan Nacional de Turismo Sostenible

Written by
Rate this item
(0 votes)
El jueves 14 de mayo, a las 9 de la mañana, en el Country Club de Atlántida, en la Costa de Oro uruguaya, habrá de discutirse el Plan Nacional de Turismo Sostenible.La Dirección de Desarrollo Turístico de Canelones, a cargo de Susana Prats, nos envió el texto completo del plan, el cual transcribimos a continuación.




 

Préstamo 1826/OC-UR MINTURD – BID

Programa de Mejora de la Competitividad de

Destinos Turísticos Estratégicos

 

 I. INTRODUCCIÓN

El Ministerio de Turismo y Deporte promueve y lidera la elaboración del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020, atendiendo la importancia creciente del sector como motor de desarrollo.

El plan se enmarca en una propuesta de desarrollo sostenible, en el entendido de que el turismo debe ser una actividad que promueva el desarrollo de los individuos y las localidades por medio del uso respetuoso de  los recursos, de forma tal que permita la continuidad para las generaciones futuras.

El Plan debe promover que la actividad turística se realice de forma planificada, en la que todos los  involucrados sean protagonistas y decisores de su desarrollo. Siendo necesaria la promoción de ámbitos de trabajo que faciliten la articulación entre los distintos actores del sector (público-privada, público-público, privada-privada).

La población debe tener el derecho de verse favorecida por todos los beneficios y ventajas que genere la actividad turística. De esta forma es necesario que el Estado le conceda  al turismo el lugar que merece, en el conjunto de las actividades económicas y sociales. Revisando la gestión para proteger los intereses de la población local, así como sus valores socioculturales y su patrimonio material e inmaterial.

Es fundamental promover un desarrollo turístico asentado sobre la capacitación y profesionalización  continua  de  los actores involucrados. La capacitación debe promover actores críticos, comprometidos y proactivos para  alcanzar el desarrollo deseado.

La planificación de la actividad turística es fundamental e indispensable, para lograr un desarrollo turístico equilibrado, en armonía con los recursos económicos, naturales,  culturales y sociales de las regiones receptoras.

Se propone con el Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020,  encontrar el equilibrio entre los intereses económicos y el desarrollo planificado.

El Ministerio de Turismo y Deporte, oportunamente planteó un conjunto de objetivos de su gestión tales como: generar empleos y calificarlos, aumentar la captación de divisas, incrementar el gasto turístico y la recepción de turistas, promover procesos de redistribución positiva del ingreso (entre receptores y a nivel territorial), mejorar la calidad de vida y desarrollar la infraestructura de aprovechamiento generalizado. Propuso también un esbozo de las áreas a las que se debería focalizar el desarrollo turístico.

Un conjunto de iniciativas han avanzado en su consolidación: el funcionamiento regular del Consejo Nacional de Turismo (CONATUR), el diálogo público-privado, los vínculos con organismos internacionales (BID, OMT), las inversiones en infraestructura y consultorías del Programa MINTUR-BID (Villa Serrana, Colonia, Real de San Carlos, Corredor Termal y Cabo Polonio, Plan de Marketing, Capacitación, Estudio de Diagnóstico), los programas de colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), el incremento de recursos para la promoción, el Turismo Social, el Turismo Interno,  los trabajos para la elaboración de la Cuenta Satélite de Turismo, la instrumentación del Centro de Información y Registro Documentales, la participación en un número importante de ferias internacionales, entre otros.

Forma parte de la innovación, el proceso de trabajo asociativo, a través de la conformación de los clusters en Colonia, Punta del Este, Rocha,  Salto y Montevideo, con respaldo de OPP, Ministerio de Industrias-Pacpymes, UE, BID y Fomin,  lo que permitió desarrollar la masa crítica en esos destinos, particularmente, en lo relativo a programas y gestión.

La actividad turística forma parte de la agenda pública, demandando  para su desarrollo la coordinación con otros sectores productivos, planificando la actividad dentro de la lógica  de un nuevo modelo de turismo.

La planificación de la actividad turística se ha caracterizado por sus escasos alcances. Si bien han existido intentos a nivel nacional de ordenamientos y estímulos, estos fueron discontinuos y parciales. La discusión con los distintos actores de la actividad, confirmó   que la  planificación y el desarrollo de profesionalismo deben caracterizar la gestión departamental y nacional,  pública y privada del sector turístico de nuestro país.

La difusión y seguimiento del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020, debe constituirse en una acción que promueve planes turísticos locales compatibles con el mismo.

El Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020, busca ser una de las grandes innovaciones de la gestión turística. Al plantear un modelo turístico inspirado en las necesidades, valores y aspiraciones de los distintos actores de la actividad.

La construcción del Plan ha sido el resultado de un proceso participativo,  construido sobre la base del consenso,  concebido como abierto y dinámico; que integró al sector público a través de los gobiernos departamentales y los ministerios vinculados, el sector privado, el sector académico y la comunidad.

El Plan es una guía estratégica, que brindará las grandes líneas de acción,  estableciendo prioridades y dejando abiertas las modalidades de aplicación.

 De esta forma los objetivos y propuestas del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020 conducen a:

Constituir una guía para el desarrollo turístico sostenible y competitivo, mediante la cooperación entre la iniciativa pública y privada, incluyendo  a la comunidad, en la que todos y cada uno de los participantes se transforman en responsables de la implementación del mismo.

 

 II. PARTICIPACIÓN Y DEBATE

 

La realización del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020 ha sido el resultado de la participación  de los actores involucrados a lo largo de todas las etapas del diseño del Plan.

Se buscó promover la reflexión sobre  la actualidad y futuro de la actividad turística del país con los actores vinculados directa e indirectamente incentivándose el consenso de visiones, objetivos y estrategias planteadas, de forma de alcanzar el involucramiento y la futura concreción de lo acordado. 

En la primera etapa el objetivo planteado fue la redacción del Documento Base, el cual tuvo el propósito de facilitar la discusión para el diseño del Plan.  Para ello, se realizaron  las Jornadas de Sensibilización en Planificación y Gestión del Desarrollo Turístico en todo el país (en siete regiones desde agosto a octubre de 2008), en las que participaron 163 actores, el 58% perteneciente al sector privado y el 42% al público. Fueron instancias de asimilación de la conceptualización e información sobre la actividad, como preámbulo de la consideración de la problemática a abordar en el Plan. 

Los insumos para la redacción de primer Borrador del Plan Nacional se lograron a través de  las Jornadas Regionales de Debate, participando más de 418 actores públicos y privados vinculados a la actividad turística de todo el país, proporcionando las visiones, objetivos y estrategias de los diversos actores participantes. (Ver Tabla 1).

Desde marzo a mayo de 2009, continuaron las reuniones sectoriales, en las que participaron XX personas, representantes: del ámbito académico público y privado en todos sus niveles, funcionarios del Ministerio de Turismo y Deporte, representantes de Ministerios y Entes Autónomos, Ediles de las Comisiones de Turismo de las Juntas Departamentales,  además de un miembro de la Comisión de Turismo de la Cámara de Representantes , Directores de Turismo de las Intendencias Municipales, operadores turísticos; Asociaciones, Agrupaciones y Organizaciones Turísticas y delegados del Pit-Cnt, sector laboral.

Las rondas de consulta finalizaron con una segunda instancia en los 19 departamentos para la presentación del borrador final del Plan, en las que participaron **   personas.

Con cada una de estas rondas se pretendió obtener la opinión y el compromiso de los actores del sector, con lo que se elaboró el Borrador Final del Plan. Una vez que éste fue consensuado se  pasó a la Etapa 3, en la que se elaboró el Plan definitivo.

 

 

Tabla 1- Cantidad de participantes en las Jornadas Regionales de Debate

Región

Departamentos

Lugar

Fecha

Cantidad Participantes

1

Maldonado-Lavalleja-Rocha

Punta del Este

20/09/2008

37

2

Río Negro-Colonia-Soriano

“Las Cañas”

28/10/2008

62

3

Canelones-Montevideo-San José

Atlántida

12/11/2008

145

4

Salto-Paysandú

Salto

24/11/2008

32

5

Durazno-Flores-Florida

Durazno

28/11/2008

35

6

Cerro Largo-Treinta y Tres

Laguna Merín

08/12/2008

45

7

Tacuarembó-Artigas-Rivera

Tacuarembó

16/12/2008

62

 

418

 

 

 

 

Tabla 1- Cronograma de rondas de consulta

Actividades

Fechas

Discusión interna al Minturd

Marzo/09

Reuniones sectoriales

Marzo-Mayo/09

Segunda ronda de consultas regionales

Mayo/09

 

 

 

 

 

 

Etapas para el desarrollo del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020

 

 

  III. TENDENCIAS DEL TURISMO INTERNACIONAL

 

El turismo se enfrenta a condiciones cada vez más difíciles ante el deterioro de la economía global, sin embargo, a pesar de las fluctuaciones, puede llegar a ser uno de los factores claves que contribuyan a superar las dificultades económicas, además de jugar un rol vital, en el desarrollo de la denominada “economía verde”, una actividad respetuosa del medio ambiente.

Las tendencias de la economía mundial y los cambios acelerados que se están verificando en todos los ámbitos, afectarán de manera significativa al desarrollo de la actividad turística: el incremento en los años de vida saludable de los seres humanos, el cambio climático, las innovaciones en el transporte, el desarrollo de las Tics, el comercio por Internet, las brechas en la distribución de la riqueza, a modo de ejemplo, delinearán el nuevo escenario para el turismo 2020.

A continuación se presenta una breve reseña sobre las tendencias a nivel internacional y regional de la actividad turística.

 

El contexto Internacional

- Las llegadas por turismo internacional

El turismo se ha transformado en uno de los fenómenos económicos y sociales más destacados del siglo XXI.

A pesar de que se considera que Europa seguirá siendo el principal destino turístico, el turismo actual, se caracteriza por su fuerte expansión general y por la creciente tendencia de los turistas a visitar nuevos destinos, a lo que se añade la diversificación de los productos turísticos y el aumento de la competencia entre destinos.

Dada la desaceleración de las grandes economías, las previsiones para el corto plazo son de estancamiento o de leve contracción.  Europa y las Américas serán las regiones más afectadas, sin embargo a pesar de esta estimación la OMT reafirma el mensaje de que el turismo es un sector de la economía notablemente resistente que volverá a experimentar un fuerte crecimiento cuando la crisis económica amaine y que puede contribuir más que ningún otro a la atenuación de la pobreza, a la lucha contra el cambio climático y a una actividad de energía limpia.

Aunque la evolución del turismo en los últimos años ha sido irregular, las predicciones para el largo plazo se mantienen, previéndose 1.600 millones de llegadas internacionales para 2020.

- Los ingresos por turismo internacional

El turismo se ha convertido en una de las actividades económicas que mayores ingresos genera a nivel internacional. Tiene una importancia igual o superior a las exportaciones de petróleo, a las de productos alimentarios, o a las de automóviles. La mayoría de estos ingresos provienen de Europa seguidos por Asia y el Pacífico, las Américas, Oriente Medio y África.

- La atenuación de la pobreza

En todos los países el turismo representa una actividad de fuerte intensidad en mano de obra, que abre salidas crecientes a las empresas que le suministran sus productos o servicios. Sus consecuencias son particularmente importantes para la agricultura, la pesca local, la artesanía o el sector de la construcción. En estos países el turismo puede generar muchos empleos directos e indirectos, especialmente para los jóvenes y  mujeres. El turismo puede ser un campo fértil para la iniciativa privada al amparo del microcrédito, y servir  de apoyo al florecimiento  y a la expansión de las pequeñas y medianas empresas.

- Diversificación del turismo

En los últimos 50 años el turismo no solo experimentó un gran crecimiento, sino una marcada tendencia a la diversificación. Hasta los 80 ´s el turismo internacional se caracterizó por su concentración en zonas costeras y marítimas, durante el verano y con la motivación de recreación y descanso ligado al producto ‘sol y playa’.

La tendencia es al cambio. Por un lado turistas más informados y exigentes, con mayor disponibilidad para viajar, y el consiguiente fraccionamiento de las vacaciones, con cierta  flexibilidad laboral, y con un incremento en los años de vida saludables, y  una mayor renta disponible para viajes.

Por otro lado, el mercado provee nuevos destinos,  aumentando  la diversificación de productos turísticos ofertados y destinos emergentes, como el Este Asiático y el Pacífico, el Sur Asiático y el Medio Oriente, que están compitiendo por mayores porciones de mercado. Sin embargo, estas regiones tienden a ser más vulnerables que los destinos tradicionales, por su situación política, económica, social  y por la gestión de los recursos naturales.

Europa y América del Norte siguen siendo las principales regiones receptivas de turismo, sin embargo China emergerá sustancialmente. En general habrá más competencia y más destinos se desarrollarán en el mundo.

 

La respuesta del consumidor

La conducta del consumidor, como ya mencionamos, ha cambiado como respuesta al  crecimiento económico general y a la mayor disponibilidad de tiempo para viajar. El modelo de demanda turística está variando hacia vacaciones más cortas, más frecuentes y más intensivas. Aún más, es probable que la presión laboral haga de las vacaciones una necesidad vital.

Se debe reconocer algunas tendencias:

· Sectores poblacionales con disponibilidad de dinero, pero no de tiempo, y otros con disponibilidad de tiempo pero no de dinero.

· Creciente demanda de productos turísticos alternativos a los tradicionales.

 

El contexto Regional

La tendencia en las Américas es similar a la del mundo en general, en cuanto existe una fuerte dependencia del turismo regional.

Cabe destacar, el escaso peso relativo de América del Sur, a pesar de la potencialidad del área, debido principalmente a una posición desventajosa en términos de proximidad a los principales mercados emisores, accesibilidad,  y a menores recursos disponibles para  la comercialización y el marketing.

Uruguay disputa con Perú el 4º puesto por llegadas internacionales, sin embargo su tendencia es a la baja de acuerdo a datos de la OMT. Uruguay en los años 2000 y 2005, recibió el 13% y 10% respectivamente de las llegadas por turismo internacional de América del Sur, en el 2007 ese guarismo se posicionó  en el 9%, lo cual refleja una pérdida de la cuota de mercado.

El gasto medio por turista a nivel mundial para 2007 fue de USD 948. Para las Américas el mismo alcanzó la cifra de USD 1.200, mientras que para la sub-región América del Sur fue de USD 864, muy despegado del de América del Norte, USD 1.317 y del de El Caribe, USD 1.159.

Las encuestas realizadas por el Minturd en base a los parámetros de medición de la OMT muestra que el ingreso bruto por turismo receptivo para Uruguay en 2008 fue de USD 1.029 millones de dólares corrientes. El cual representa uno de los más bajos de Latinoamérica, guardando relación con el perfil de nuestros visitantes mayoritarios.

 

Tabla 2- Ingresos Brutos por Turismo Receptivo, por trimestre, según nacionalidad de los visitantes en 2008, expresado en dólares corrientes

 

 FUENTE: Ministerio de Turismo y Deporte en base a Encuesta de Turismo Receptivo
(*) Uruguayos son quienes residen en el exterior y nos visitan en calidad de turistas
NOTA: no incluye los ingresos por Cruceros

 

Tabla 3- Visitantes ingresados a Uruguay por trimestre, según destino principal del viaje en 2008

DESTINO PRINCIPAL

Primero

Segundo

Tercero

Cuarto

TOTAL

Porcentaje

Punta del Este

277.276

69.562

94.329

153.248

594.415

29,75%

Colonia

39.445

21.418

38.321

59.717

158.901

7,95%

Montevideo

161.151

147.748

160.108

219.324

688.331

34,45%

Costa de Oro

43.903

6.816

9.972

19.633

80.324

4,02%

Piriápolis

46.763

6.041

4.695

14.221

71.720

3,59%

Costa de Rocha

73.982

6.915

6.590

18.584

106.071

5,31%

Litoral Termal

43.066

39.202

43.359

54.939

180.566

9,04%

Tránsito

31.278

6.834

6.034

13.728

57.874

2,90%

Otros/Sin Dato

16.576

12.560

17.152

13.394

59.682

2,99%

T O T A L

733440

317096

380560

566788

1997884

100,00%

Porcentaje

36,71%

15,87%

19,05%

28,37%

100,00%

 


 

VI. DIAGNÓSTICO DEL SISTEMA TURÍSTICO URUGUAYO

 

Considerando antecedentes de diagnóstico y en base al proceso de elaboración del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020, se ha relevado la existencia de puntos fuertes y debilidades del sector turístico uruguayo, los que se traducen en el presente análisis.

Recursos turísticos

Fortalezas:

· Proximidad de los principales destinos a los dos más importantes centros emisores: Argentina (mayoritariamente del Gran Buenos Aires) y Brasil  (especialmente   de Río Grande del Sur  y San Pablo).

· Hospitalidad, buen nivel cultural de la población, entorno socio-cultural diversificado y equilibrado.

· Tierra de tranquilidad, seguridad, clima templado, ausencia de catástrofes climáticas, de terrorismo y políticamente estable, con garantías jurídicas. En Latinoamérica se encuentra entre los primeros puestos con menor índice de percepción de la corrupción.

· En  términos relativos a escala regional Uruguay presenta buenos niveles de seguridad pública.

· Buena calidad del agua y de los recursos alimenticios.

· Playas de arenas finas y blancas de buena calidad. Costas y vías fluviales aptas para la navegación. Recursos hídricos aptos para el termalismo.

· Recursos naturales y culturales diversos, tanto urbanos como rurales, para desarrollar productos turísticos para todo el año.

· Uruguay, país de segunda residencia a nivel regional e internacional, potencialmente elegible para captar inversiones inmobiliarias.

· Sede de la Capital Administrativa del Mercosur y de otros organismos internacionales.

Debilidades:

· Oferta turística poco diversificada, falta de atractivos reconocidos internacionalmente.

· Propuestas turísticas que no aprovechan las expresiones culturales propias.

· Dificultad en la protección y puesta en valor de los recursos patrimoniales.

· Desconocimiento del patrimonio cultural uruguayo en el exterior y alta competencia con Argentina y Brasil.

· Alta concentración y estacionalidad de determinados destinos, con la consecuente saturación en temporada alta (cada vez más breve), lo que afecta la satisfacción y  sostenibilidad  de la demanda.

· Signos de deterioro ambiental en ciertas zonas de la costa, como consecuencia de una excesiva urbanización y ausencia de planificación territorial actualizada. Equilibrio social y capacidad de carga comprometida en algunos destinos, como Punta del Este y la zona costera de Rocha.

· Dificultad en la gestión y planificación del  manejo de las aguas termales.  

· Falta de comunicación e integración nacional y regional, a nivel de organización de circuitos turísticos, de programación  y difusión de los eventos sociales, culturales y deportivos. Inexistencia de un calendario nacional de eventos,  espectáculos y de reuniones.

· Débil conocimiento de los atractivos y  productos turísticos por parte de los pobladores de las comunidades locales.

 

Oferta de alojamiento

Fortalezas:

· Notable mejora en capacidad y calidad de la oferta locativa: hoteles, tiempos compartidos, hostels, casas /apartamentos de alquiler y otros, sobre todo en algunos destinos del cordón costero.

· Presencia de cadenas internacionales.

· Implementación de incentivos fiscales para los no residentes.

· Significativa inversión en casas y apartamentos de segunda residencia.

Debilidades:

· Tasa de ocupación hotelera estacional.

· Insuficiente diversidad de alojamiento turístico en el área rural del país.

· Ausencia de pequeñas cadenas hoteleras.

· Baja calidad en la oferta de alojamiento en muchas de las localidades del interior.

· Escasa implementación de sistemas de calidad.

· Deficiente uso de las nuevas tecnologías de la información aplicadas a hotelería.

 

Oferta complementaria

Fortalezas:

· Crecimiento de la oferta turística especializada.

· Surgimiento de propuestas de turismo idiomático.

· Notable mejora de la oferta gastronómica.

· Existencia de centros comerciales.

Debilidades:

· Insuficientes ofertas de actividades como producto turístico en los destinos. 

· Debilidad organizacional  e infraestructuras insuficientes para el posicionamiento del Uruguay en turismo de eventos y  convenciones. 

· Escasas propuestas de recreación para los diferentes segmentos de edad y de capacidades diferentes.

· Insuficientes propuestas culturales articuladas que posicionen al destino país.

· Limitada oferta comercial.

 

Recursos humanos y capacitación

Fortalezas:

· Alto nivel de desarrollo humano relativo alcanzado en el país[1].

· Población con buen nivel de formación básica y relativo buen acceso a las tecnologías de la información.

· Existencia de centros educativos especializados en el sector, tanto a nivel operativo como a nivel universitario, ya sea de tecnicaturas, licenciaturas y cursos de post-grado.

· Creciente volumen de trabajadores capacitados en el sector.

Debilidades:

· Limitada profesionalización y emprendedurismo  del sector.

· Insuficiente sistematización de las investigaciones en turismo, como herramientas para el desarrollo del sector.

· Escasa conciencia de la importancia del turismo en la economía y en la sociedad.

· Dificultades para la inserción laboral del personal capacitado en el sector y elevada zafralidad en algunos destinos.

· Baja calidad del empleo que condiciona la capacitación continua  y  dificulta la retención del talento en el sector.

Marco Institucional

Fortalezas:

· Estabilidad institucional y política del país.

· Creciente posicionamiento del turismo a nivel estatal, como sector relevante del desarrollo.

· Existencia de un Ministerio de Turismo y Deporte.

· Integración del Ministerio de Turismo y Deporte a diferentes comisiones interministeriales.

· Creciente profesionalización en las direcciones de turismo departamentales.

· Desarrollo de Clusters Turísticos en diferentes regiones del país.

· Mejora en la información estadística.

· Ley de inversiones con beneficios fiscales y decretos reglamentarios simplificados.  Protección de las inversiones y garantía de libre transferencia al exterior de capitales y utilidades en moneda de libre convertibilidad.

· Existencia de la Ley de Ordenamiento Territorial.

· Elaboración en curso de una normativa “tax free” para el turista extranjero.

· Cuenta Satélite en proceso de construcción.

Debilidades:

· Falta de un marco normativo  actualizado y suficiente.

· Limitada asignación presupuestaria y escasa dotación de personal capacitado para el Ministerio de Turismo y Deporte y a nivel departamental.

· Escasa coordinación entre los distintos actores del sector, público-privada,  público-público, privada-privada. Dificultad en la creación de una propuesta mixta de promoción conjunta público-privada.

· Bajo estímulo a la inversión del sector en Investigación+ Desarrollo+innovación.

· Disparidad de los sistemas de planificación territorial.

· Dispersión y superposición de propuestas turísticas.

· Ausencia de estudios de impacto en las actividades turísticas y debilidad de aplicación de evaluación de impacto  de  las inversiones.

 

 

Infraestructura y accesibilidad

Fortalezas:

· Buena infraestructura de puertos y aeropuertos, fortalecida por las nuevas terminales de pasajeros de Carmelo, Punta del Este, y nuevas inversiones en curso en el aeropuerto de Carrasco  y en los  puertos  de Colonia, entre otros.

· Nuevas líneas aéreas y aumento de frecuencias.

· Buena red de comunicaciones viales a los principales puntos de interés turístico.

· Mejora en las infraestructuras de atención a los cruceros.

· Aumento de la conectividad de las tecnologías de la información.  

Debilidades:

· Revisión de las regulaciones en el transporte carretero.

· Dificultades en el ingreso al país de visitantes en los pasos de frontera seca y puentes en  infraestructura y gestión. 

· Escasez de conexiones aéreas directas, sobre todo en los viajes de larga distancia.

· Elevado costo de tarifas aéreas regionales. Tasas aeroportuarias altas.

· Baja calidad en los servicios de transporte. Escases de una red ferroviaria de pasajeros.

· Insuficientes infraestructuras de recibimiento a pesar de las iniciativas en curso.

· Limitada capacidad de amarre en algunos de los puertos deportivos.

· Ausencia de señalética turística uniforme a nivel nacional.

Mercados

Fortalezas:

· Buen posicionamiento e imagen en el mercado argentino y creciente expansión en el brasileño.

· Importancia creciente del turismo interno, desarrollo del turismo social, crecimiento del turismo de cruceros y de  los arribos de turistas extra región, aumento del nivel de gasto por turista[2].

· Oportunidades de diferenciación, a través de nuevos productos y en nuevos nichos de mercado.

· Incremento en las acciones promocionales públicas. Acciones promocionales de operadores privados.

· Posibilidades de integrarse a los circuitos regionales, sobre todo los de Argentina y Brasil.

Debilidades:

· Vulnerabilidad por la fuerte dependencia del mercado argentino, el que se enfoca principalmente al producto sol y playa con la consecuente estacionalidad.

· Escaso conocimiento e imagen en los países de la región (excepto Argentina) y a nivel internacional.

· Escasa penetración en el mercado brasileño, segundo mercado emisor, pese a las actuaciones desarrolladas.

· Fuerte dependencia de los tipos de cambio de los países limítrofes.

· Escaso desarrollo de operadores turísticos  que comercialicen paquetes dirigidos al turismo receptivo.

· Escasa presencia en las guías turísticas internacionales y en los catálogos de los principales operadores turísticos internacionales.


 

V.  VISIÓN Y ORIENTACIÓN ESTRATÉGICA

 

Producto del consenso de los participantes de las Jornadas Regionales de Debate para la elaboración del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020,  se ha podido elaborar una visión en común para el turismo uruguayo con vistas al 2020:

 

Uruguay país turístico reconocido internacionalmente, comprometido con el desarrollo turístico sostenible,  competitivo,  accesible,  amigable y seguro. Con servicios de  calidad, actores capacitados  y la máxima articulación entre los distintos actores del sector.

 

Para lograr la visión común se  ha elaborado la orientación estratégica a través de cinco líneas clave de actuación que se desarrollan en el capítulo siguiente.

 

La orientación estratégica se basa en las siguientes líneas clave de actuación:

 

1. Un modelo turístico sostenible,  económica, ambiental y socioculturalmente.

2. Innovación y calidad, impulso de la competitividad.

3. Incremento de las capacidades, calidad del empleo y compromiso de los actores del sistema turístico.

4. Promoción  y marketing para ampliar y fidelizar a la demanda.

5. La actividad turística, herramienta para la  integración social, territorial y política, consciente de la diversidad.  

 

 VI. LÍNEAS ESTRATÉGICAS HORIZONTE 2020

 

Teniendo en cuenta la visión y las orientaciones estratégicas, las fortalezas y las debilidades del sector turístico uruguayo, y las tendencias internacionales, se han desarrollado las cinco líneas estratégicas que deberá abordar el sistema turístico uruguayo para aproximarse a la visión compartida del Uruguay turístico con horizonte 2020.

Estas líneas estratégicas se complementarán con los Planes de Marketing Estratégico y Operativo, de Turismo Náutico Fluvial,  de Reingeniería de Gestión Termal, y el Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (consultoría sobre Turismo de ANII[3]).

 

 

 

Línea 1: Un modelo turístico sostenible,  económica, ambiental y socioculturalmente.

 

Orientar hacia un desarrollo turístico, en el que los residentes locales se beneficien de la actividad turística, mediante el uso responsable y equilibrado de los recursos naturales y culturales, la optimización de los beneficios por inversión y la atención de las necesidades de los turistas,  garantizando así el desarrollo del sector en el largo plazo.

 

Sub-línea 1.1: Gestión de los destinos turísticos

 

a. Fortalecer institucionalmente el Ministerio de Turismo y Deporte y dotarlo del personal y de la asignación presupuestal necesarios para afrontar los retos de la gestión turística.

b.  Concientizar  de la importancia de la planificación y gestión del turismo a la población de niños y jóvenes, y promover en el turista el uso responsable de los recursos.

c. Estudiar el impacto de las inversiones en turismo sobre la economía, el ambiente y la sociedad. Así como identificar el impacto de inversiones de otros sectores productivos en el turismo.

d. Planificar el desarrollo turístico a partir del conocimiento de los recursos culturales y naturales. Considerando especialmente las áreas nacionales protegidas, los sitios  y expresiones patrimoniales.

e. Regular la inversión atendiendo el uso sostenible, a través de una gestión turística respetuosa de la capacidad de carga de los destinos[4].

f. Propiciar la utilización de tecnologías amigables con el medio ambiente, apoyando a las empresas, que conscientes de su responsabilidad social, inviertan en ellas.

g. Incentivar la integración de la actividad turística y cultural con otras actividades productivas, evitando  la monoproducción basada en el turismo. 

h. Preservar la seguridad de los destinos, como una estrategia de calidad, puesto que es percibida como uno de los diferenciales del turismo en Uruguay.

i. Elaborar  y coordinar instrumentos para mejorar la organización y gestión ministerial y la coordinación con las administraciones departamentales, así como con los varios organismos públicos  ejecutivos y legislativos, que de una manera u otra tienen competencia en el sector.

 

Sub-línea 1.2: Propiciar condiciones para la rentabilidad y la creación de empleo,

                        promoviendo el desarrollo local.

 

a. Facilitar el acceso a líneas de crédito blandas, y beneficios fiscales, poniendo énfasis en las mipymes y actividades incipientes de interés para el desarrollo del sector.

b. Promover la inversión privada en el sector, a través de la captación de capitales nacionales y extranjeros que promuevan el desarrollo local.

c. Agilizar los procedimientos administrativos para estimular la concreción de proyectos en un marco de seguridad jurídica.

d. Profundizar en la reglamentación de la Ley de Inversiones para turismo.

e. Fomentar la desestacionalización de la demanda con productos turísticos capaces de operar a lo largo del año a fin de crear empleo perdurable.

f. Promover una normativa legal que impulse formas asociativas para el desarrollo, generando un espacio oportuno para la actividad conjunta público-privada.

g. Generar el marco legal adecuado para permitir el registro de diferentes tipologías de operadores turísticos a través de la escala de Registro.  

Sub-línea 1.3: Sostenibilidad como calidad en la experiencia turística. 

 

a. Apostar a un turista responsable que asocie la calidad de los destinos a la sostenibilidad en el proceso de formación de productos turísticos.

b. Promover el consumo y desarrollo de productos turísticos desde  las expresiones de autenticidad y singularidad cultural, propiciando la apropiación colectiva del patrimonio material e inmaterial de los destinos.

c. Incentivar prácticas turísticas en las cuáles los beneficios que genera la actividad se derramen en la población.

d. Propender y fortalecer las evaluaciones de  impacto cultural en el desarrollo de propuestas turísticas.
 

Línea 2: Innovación y calidad, impulso de la competitividad

 

Desarrollar un sistema turístico competitivo en respuesta al entorno económico globalizado, a las nuevas tendencias de la demanda[5] y a un desarrollo tecnológico vertiginoso, propiciando inversiones turísticas competitivas e innovadoras.

Sub-línea 2.1: Propiciar un modelo de innovación turística que impulse la asociatividad y la complementariedad.

 

a. Incentivar la creación de nuevas formas asociativas turísticas como plataformas de innovación y colaboración entre empresas y organizaciones del sector y de sectores conexos.

b. Mejora continua de los soportes web de promoción y comercialización.

c. Fomentar la inversión en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) y la coordinación interministerial y municipal a tales efectos, incentivando la realización de proyectos dirigidos a la creación de nuevos modelos de productos, de gestión y de comercialización turística. 

d. Aumentar la efectividad y eficiencia de la gestión turística en general, apoyando el desarrollo de herramientas tecnológicas específicas para el sector (TIC).

e. Explorar y difundir las distintas formas de cooperación internacional, sobre todo en aquellos proyectos que impliquen cierto grado de innovación en el campo tecnológico asociado a la prestación de servicios turísticos.

 

 

 Línea 2: Innovación y calidad, impulso de la competitividad
 

Sub-línea 2.2: Impulsar  la calidad turística

a.  Actualizar la legislación vigente a fin de que contemple, estimule y controle la aplicación de las normas de calidad.

b. Brindar condiciones para la creación de un Sistema de Calidad Turística del Uruguay, con la  intervención y coordinación de los distintos organismos públicos y privados involucrados.

c. Promover herramientas metodológicas teniendo en cuenta distintos aspectos del sector turístico: formas de asociatividad, niveles de avance en la calidad (Normas Técnicas, Protocolos, Manuales de Buenas Prácticas, Sellos de Calidad, entre otros) que garanticen, un Sistema de Calidad Turístico integrado, teniendo en cuenta el enfoque de calidad acorde al impacto económico, social y ambiental

d. Considerar la necesidad de unificar criterios a nivel nacional y que los mismos estén de acuerdo a los parámetros internacionales existentes.

e. Reconocimiento e incentivos a la aplicación de las herramientas metodológicas del Sistema de Calidad Turística del Uruguay.

f. Avanzar en la legislación turística que regule los requisitos básicos de calidad en el sector turístico, priorizando la categorización efectiva de las estructuras y servicios turísticos.

Sub-línea 2.3: Diversificación de la oferta


 

a. Diversificar y especializarse, a fin de generar un crecimiento cualitativo basado en las nuevas tendencias de la demanda. La asunción de la diversificación significa generar nuevas ofertas y agregar mayor valor a las existentes.

b. Dinamizar la creación de propuestas culturales.

c. Integrar los productos  y destinos turísticos a nivel nacional y regional, generando corredores y circuitos turísticos, basados en la historia, el arte,  la producción, la gastronomía y la naturaleza, buscando nuevos atractivos y significados, como respuesta a una demanda cambiante.

d. Construir un Mapa de Oportunidades, identificando los destinos, corredores y circuitos turísticos actuales y potenciales. 

e. Articular y promover las actividades turísticas en un “calendario” diversificado de festividades y eventos en todo el país, estimulando el desarrollo de las localidades a través de productos y servicios turísticos asociados al evento.  

f. Lograr la captación de congresos y eventos internacionales usufructuando los diferenciales del país.

g. Asociar las distintas actividades productivas con las actividades turísticas, y estimular el consumo de productos locales por los visitantes y los proveedores de  productos turísticos.

 Línea 3: Incremento de las capacidades, calidad del empleo y compromiso de los actores del sistema turístico.
 

 

Entender la capacitación no como un gasto sino como una forma de inversión que promueve la calidad, la innovación y  la diversificación necesaria para el logro de la competitividad de los productos turísticos  y la satisfacción de los requerimientos de empleados y empleadores.

 Sub-línea 3.1: Profesionalización del sector basado en la capacitación, formación permanente y la calidad de la educación.

 

a. Evaluar los requerimientos profesionales del sector para que sean tenidos en cuenta en la oferta educativa.

b. Promover la generación de empleo de calidad en el sector turístico, reconociendo en el ingreso la formación.

c. Propiciar la inversión en  capacitación y profesionalización permanente, en todos los niveles del sector, para apostar a la mejora de la calidad del servicio y facilitar la capacitación de las personas ya insertas en el mercado de trabajo.

d. Promover el desarrollo del conocimiento para la toma de decisiones y el estímulo a la generación de pensamiento estratégico y operativo.

e. Fomentar  la participación en cursos post-universitarios y en investigación en turismo. Generando redes de conocimientos y de profesionales a nivel regional.

f. Apostar a una capacitación integral, que promueva actores involucrados, emprendedores y eficaces.

Sub-línea 3.2: Responsabilidad social empresarial que fomente el desarrollo profesional y humano en el sector a través del estímulo a los trabajadores y beneficio a la comunidad receptora.

a. Generar formas de incentivos a nivel empresarial para la inserción de personal capacitado y la formación permanente a todos los niveles.

b. Propiciar prácticas y pasantías de estudiantes en las empresas del sector.

c. Fomentar  la incorporación al empleo turístico de la  comunidad receptora.

  

Línea 4: Promoción y marketing para ampliar y fidelizar a la demanda.

 

Mejorar el posicionamiento en el mercado, como  resultado de la coordinación de todos los actores involucrados, a través de esfuerzos de promoción y de la generación de valor para el turista.

La apuesta al crecimiento cualitativo frente al cuantitativo, constituye el reto de atraer y retener nuevos tipos de clientes, para lo cual el país deberá realizar propuestas innovadoras que se anticipen a las necesidades de la demanda y renueven constantemente la oferta.

Sub-línea 4.1: Mejora de la oferta turística.


 

a. Superar la conectividad  creando nuevas infraestructuras y mejorando las existentes a fin de facilitar el acceso y la circulación,  respecto de la red vial, fluvial, ferroviaria, y aérea. Apostando al transporte con calidad.

b. Propiciar formas asociativas a fin de desarrollar una mayor oferta comercial, en particular de esparcimiento, dirigida a la demanda turística.

c. Analizar facilidades y marco legal para la instalación de iniciativas innovadoras en los espacios de manifestación cultural, espectáculos, salas de juego, y centros comerciales.

d. Generar un escenario favorable para la inversión en salas de congresos y eventos.

e. Adecuar las infraestructuras existentes y crear las necesarias a fin de contemplar a las personas con capacidades diferentes.

f. Profundizar, mejorar y promocionar el paquete de beneficios fiscales y no fiscales otorgados a los turistas extranjeros. 

g. Mejorar la normativa de ingreso al país,  mediante procedimientos aduaneros  que faciliten el flujo en las fronteras.

h. Actualizar, difundir y monitorear el marco normativo.

 

 Sub-línea 4.2: Posicionamiento a nivel internacional.

 

a. Actualización permanente del Plan de Marketing Estratégico y Operativo.

b. Desarrollar la imagen turística nacional posicionando a “Uruguay Natural” en los mercados meta y potenciales.

c. Coordinar y aunar esfuerzos de promoción entre las instituciones públicas y privadas y departamentales y nacionales.

d. Crear una red de oficinas turísticas de promoción en el exterior a través de acciones conjuntas entre los Ministerios de Turismo y Deporte y el de Relaciones Exteriores.

e. Posicionar la imagen país en el exterior a través de los productos de denominación de origen.

f. Generar un plan de promoción para aprovechar las potencialidades de los uruguayos residentes en el exterior.

g. Gestionar la incorporación de los productos turísticos del país, en las guías y catálogos de turismo internacional.

h. Mejor aprovechamiento de las tecnologías de la información para la promoción y comercialización turística del país.

i. Promover la promoción y comercialización en base a la investigación permanente de los mercados.

 

 Línea 5: La actividad turística, herramienta para la integración social, territorial y política, consciente de la diversidad.  

 

Analizar y operar mecanismos de desconcentración y descentralización, que permitan la participación de los actores de diferentes escalas territoriales en distintas competencias, requiriendo el compromiso de los mismos en la gestión, buscando experiencias de asociación exitosas. Si bien no todo el territorio es turístico, es necesario prestarle atención, teniendo en cuenta las diferencias en las condiciones actuales y potenciales de cada zona, definiendo y priorizando acciones. El Uruguay  deberá brindar a toda la población, la posibilidad del disfrute del turismo como actividad recreativa, formativa e integradora.

 

 Sub-línea 5.1: Descentralización de la gestión y participación de los actores como protagonistas responsables del sector.

 

a. Movilizar e incentivar la participación de los actores locales, lo que  supone el fomento de actitudes proactivas y emprendedoras.

b. Promover el liderazgo por parte de los gobiernos locales en relación con el desarrollo productivo y la generación de empleo.

c. Adecuar la estructura y funcionamiento del Minturd así como de  las direcciones  de turismo municipales, a las realidades actuales como a las potenciales en vista de la futura descentralización.

d. Coordinar e incentivar las acciones de descentralización en los departamentos que cuentan con experiencia turística.

e. Transformar el funcionamiento del CONATUR para que tenga alcance y representatividad nacional.

f. Descentralizar  aspectos de gestión y control en las oficinas de turismo departamentales.

g. Desarrollar un sistema de información turística coordinada entre los municipios y el Minturd.

h. Fomentar una mayor coordinación horizontal dentro de los organismos públicos con incidencia en el sector turístico.

i. Difusión y seguimiento del Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020 a fin de que los planes de desarrollo turístico locales se encuadren dentro del  mismo.

 

 Sub-línea 5.2: Integración de territorios al espacio turístico. 
 

a. Fortalecimiento de  redes regionales intermunicipales. Crear una red de promoción interdepartamental de beneficios para inversiones turísticas.

b. Desarrollo de campañas de promoción y marketing que abarque los destinos emergentes.

c. Profundizar en política tributaria diferencial para promover zonas turísticas deprimidas.

d. Coordinar entre los organismos públicos departamentales y nacionales en temas de infraestructura, mantenimiento, que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos y los visitantes.

e. Creación de circuitos que enlacen territorios permitiendo la inclusión de sitios excluidos en productos turísticos. Circuitos establecidos en cada departamento y entre departamentos con servicios adecuados.

 Sub-línea 5.3: Comprender y satisfacer el derecho humano al turismo y a la recreación.

a. Promover y posicionar el turismo interno como opción primaria
 del turista residente en el país.

b. Profundizar en la elaboración de ofertas para el segmento estudiantil y joven.  

c. Apostar al desarrollo de  propuestas turísticas destinadas al adulto mayor.

d. Ampliar las acciones de Turismo Social, favoreciendo la posibilidad de que  los residentes  de menores recursos, puedan vacacionar dentro del territorio nacional.

e. Promover actividades recreativas y educativas de acceso a todos los ciudadanos,  así como mejoras en  los espacio de residencia y entorno  cercanos.

f. Estimular la responsabilidad social empresarial en cuanto a la
satisfacción del derecho al ocio y al turismo de los trabajadores.

g. Desarrollar formas asociativas mixtas que permitan la creación de  nuevas ofertas turísticas y  formas de comercialización con fines sociales.

 

[1] La medición internacional del Desarrollo Humano publicada por el PNUD en el 2007, indica que Uruguay es un país de desarrollo humano alto, cuyo desempeño se ubica por encima del promedio de la región y de los países en desarrollo. Uruguay se ubica en el lugar 46 en el ordenamiento mundial del IDH, y en el tercer lugar en América Latina, superado por Argentina y Chile. (Informe PNUD 2008).

[2] Según datos del Anuario del Minturd 2008.

[3] Agencia Nacional de Investigación e Innovación

[4] Capacidad de carga: número máximo de visitantes que un área puede albergar, antes de que ocurran alteraciones en el medio físico y social. (RUSCHMANN, Doris; 2000: 116).

[5] Turistas más informados, con mayor esperanza de vida al nacer, con nuevos hábitos y motivaciones  de viaje.

Read 18223 times Last modified on Lunes, 11 Mayo 2009 00:33