Jueves, 20 Enero 2011 07:16

La galería al aire libre del Parque Rodó presenta "Tango revelado"

Written by
Rate this item
(0 votes)
por Carlos Reyes
Patrimonio. La muestra reúne fotos de gran valor histórico y documental y desde esta semana la Fotogalería a cielo abierto, del Parque Rodó, tiene nuevo material. Se trata de "Tango revelado", que reúne decenas de fotos de gran interés, que tienen como tema las orquestas de música típica, sus compositores y ejecutantes.


Organizada por el Centro Municipal de Fotografía, la muestra exhibe imágenes de muy diversa índole, pese a su gran unidad temática. Según la curiosidad y los conocimientos que el visitante tenga del tema, se pueden seguir en ella diversas líneas, que obviamente pueden entremezclarse.

Por un lado están las grandes estrellas, empezando como corresponde, por Gardel, bien acompañado por otras figuras como José Razzano, Libertad Lamarque, Julio Sosa, Roberto Maida y un largo etcétera. Viejos retratos a la antigua, firmados por los grandes fotógrafos de décadas atrás, conforman una parte del material en exhibición.


Otra parte, la más rica, está integrada por fotos de orquestas de tango, desde las de pocos integrantes hasta las multitudinarias, desde las más viejas hasta las de los años `60. Desde las más famosas (las de Canaro, o la de D´Arienzo) hasta las que solamente conocen los especialistas, o que incluso ni ellos saben reconocer.

Dentro de ese amplio espectro se pueden observar las orquestas de grandes formaciones instrumentales, como la de Juan Spera, con seis bandoneones, tres violines y demás. Pero también están las orquesta modestas, de pocos instrumentos: incluso hay una foto de un cuarteto de tango en un club de barrio que está muy divertida.

Los amantes del tango encontrarán fotos de orquestas entrañables, como la de Carlos Warren y la de Romeo Gavioli. Pero Tango revelado permite también detenerse en otros asuntos, como las antiguas salas de teatro, las fonoplateas, los cafés tradicionales, y los grandes hoteles, con sus enormes salones de baile, o sus pistas al aire libre. Ahí entran en juego el Teatro Artigas, el Solís obviamente, la histórica Giralda, el Tupí Nambá, el Café Ateneo, el Hotel Miramar, el Hotel Carrasco, el Parque Hotel y muchos otros lugares, algunos de difícil localización.

Si el visitante se toma tiempo para recorrer la muestra, podrá encontrar detalles curiosos, como las escenografías (hay una de un barco que es encantadora), los carteles publicitarios que se colocaban en los escenarios, los decorados de los antiguos cafés (percheros, ventiladores, dibujos de las paredes), los micrófonos de las radios, las dedicatorias de las fotos, las actitudes de los músicos, sus vestimentas, poses y gestos.

En ese sentido se nota claramente el contraste entre los grupos que tocaban en los grandes hoteles, y las agrupaciones carnavaleras, siempre dispuestas a las bromas, a los gestos humorísticos, a la transgresión.

Al respecto, como las fotos abarcan un largo período histórico de más de medio siglo, también se pueden observar los cambios de la moda, y el pasaje de la vieja orquesta formada por un grupo de amigos a los grupos enormes de músicos, con sus trajes claros impecables y sus instrumentos brillantes.

La exposición presenta además reproducciones de tapas de discos y muestra a los artistas del tango en los viejos canales de televisión, para exhibir otras formas de difusión de la música popular rioplatense.

Los originales de este material que se expone tienen diversas procedencias, proviniendo muchos de ellos de la colección de Horacio Loriente (1916-2007) y de otros destacados coleccionistas, además del archivo de Agadu, además del propio CMDF. La muestra podrá visitarse hasta el miércoles 9 de febrero.
Comentarios de la gente

Como toda exposición, "Tango revelado" puede visitarse rápidamente, en lo que se tarda en caminarla, o con detención. Entre el público que la visitó el martes último hacia las 18 horas hubo de todo, desde los que vienen de la playa y la miran al pasar, hasta los que se quedaron largo rato debatiendo.


Entre los muchos comentarios de la gente, alguien se asombró de la cantidad de hombres con bigote que había en una foto, todos con el clásico bigotito anchoa. Otra señora comentó que en una foto del Tupí Nambá, donde hay una multitud, casi todos son hombres, aunque también se ven un par de mujeres.



fuente: El País Digital
Read 1980 times