solis-slider-intro-1920x400
mausoleo-slider-intro-1920x400
mvdmausoleoslider-intro-1920-400
pocitosslider-intro-1920-400
Turismo solidario y sostenible, ¿o negocio?

Turismo solidario y sostenible, ¿o negocio?

(0 votes)
Written by 
K2_PUBLISHED_ON_BT 236UTC_UTCRAMVE0_K2_MiéAMUTCE_Noviembre+0000RNovAMUTC_0C2
por Sergio Bañales
Bajo la etiqueta de Turismo Responsable, hoy se derivan modalidades como Turismo Indígena, Turismo Rural, Turismo Activo y últimamente Turismo Solidario, creando confusión en los viajeros/turistas y desnaturalizando el verdadero sentido de cuidar nuestros recursos naturales y acompañar con el menor daño posible la evolución de las actividades turísticas.


Tanto es así, que se utiliza en muchos casos esta confusión para el provecho de unos pocos que provenientes principalmente de países desarrollados, empresas, ONGs o fundaciones, han visto en ello un "posible negocio" o una oportunidad para descargar sus pagos al fisco mediante la modalidad de "donación".

Derivado posiblemente de las grandes crisis, epidemias y desastres naturales que han sufrido diversos destinos turísticos, este primer decenio será recordado por la gran creación de modalidades turísticas y por consiguiente el alto agregado de actores "no profesionales", oportunistas que han incursionado en la actividad y ven en el Turismo un negocio que limpia sus malas practicas y esconde su defraudación al fisco.

La caridad norteamericana solicitada desde las ONGs y las fundaciones, ha sido por muchos años "academia" para este tipo de acciones que característicamente eran "compradas" por los inocentes y crédulos estadounidenses cifrando en muchos casos millonadas incalculables, que terminaban en "obras" una parte pero otra importante en los bolsillos de delincuentes.

Luego, estas practicas se trasladan a través de “hábiles pastores” hacia nuestros países y terminan conquistando victimas que ayudan a sus fines.

El Turismo Solidario apunta esencialmente a que visitantes y turistas apoyen comunidades necesitadas y carentes de apoyo economico con el fin de crearles un flujo que los sustente. Hasta alli, es muy loable la idea y muy digna la causa, el tema pasa por ¿ quienes organizan estas “cruzadas caritativas”? ¿ que beneficio obtienen? y ¿ cuanto de ello va para estas comunidades?.

Estimo que una vez avanzada esta modalidad de Turismo Sostenible, en nuestro país y en otros de la región se realizará en cada destino el correspondiente análisis de estos apoyos institucionales y con mas razón a aquellas que se les exime del pago del impuesto a los réditos y de todo otro impuesto nacional, o sea a las entidades civiles sin fines de lucro con personería jurídica dedicadas a la educación, a la asistencia social y otros.

También debe cuidarse del fundamento jurídico, la exención a favor de las fundaciones que se sustenta en que las actividades de esas entidades suplanta los pagos de transferencia que el Gobierno debe realizar para solventar un grupo importante de actividades propuestas para el logro del bien común.

Atención autoridades del Turismo, prepararse para asegurarse que llegado el momento se atienda al fin último del objeto de una actividad que pretende ser caritativa, si es que el Turismo Sostenible en nuestro país pretende ser "puramente" Sostenible y que no nos ganaran los "Intrusos" (como los de al lado), conquistándonos con sus vivezas dañinas.