Miércoles, 23 Diciembre 2009 06:25

Ejemplo a imitar

Written by
Rate this item
(0 votes)
por Sammy Arlin
A estas alturas son inevitables las conversaciones que tienen como temática el balance del año.Hablando con colegas, amigos y vecinos de la región me encontré con que no ha sido tan malo el dos mil nueve ( a pesar de todo ) y que se prevé mejor el dos mil diez.

 
Esto nos quita la oportunidad a la gran mayoría de los uruguayos de practicar una de nuestras costumbres más arraigadas: la queja.

Debo decirles que afortunadamente nunca profesé esta costumbre, ni en los peores momentos de mi vida, que dicho sea de paso, debido a mi frágil memoria para los infortunios, quedaron en el olvido.

Y esto es, queridos amigos, lo que quisiera transmitirles en estos momentos de reflexión y revisión de lo hecho y logrado en el año: olvidemos lo olvidable, recordemos lo agradable, cambiemos la queja por la iniciativa, aprendamos de las experiencias, disfrutemos de ser únicos y originales, transmitamos energía positiva, démosle rienda suelta a la imaginación, y acompañemos a la gente que nos rodea, siempre y en toda circunstancia, que gran parte de la felicidad es, sencillamente, poder dar sin pensar en recibir…

Feliz año para ti !!

N. de D.:
Les cuento que este texto, enviado por Sammy, no llegó como columna, ingresó a nuestra casilla como saludo por las fiestas del amigo. Lo encontramnos tan sencillamente optimista y reconfortante, que quismos destacarlo como corresponde y por ello, lo incluimos aqui. Obviamente, el título es mío. Antonio.
Read 2009 times