Sábado, 28 Noviembre 2009 12:13

15ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático

Written by
Rate this item
(0 votes)
por Eliseo Sequeira
La misma tendrá lugar entre los próximos días 17 y 18 de diciembre en Copenhage, Dinamarca. A cada una de estas conferencias se ha llegado con nueva información sobre este fenómeno, y numerosas propuestas para tratar de frenarlo, y en última instancia, revertirlo. De cada una de ellas, se ha salido con varias de esas propuestas aprobadas, principalmente las que afectaban menos a los intereses económicos y políticos que se basan en los altos estándares de confort.


Pero lamentablemente, algunas de ellas costaron mucho en ser implementadas, y entre las que no fueron aprobadas, estaban las que más hubiesen contribuído a  frenar este fenómeno.

Entre la información con que se llega a esta conferencia, está que se ha comprobado un aumento del 29 por ciento en las emisiones globales de CO2 procedentes de combustibles fósiles entre el 2000 y el 2008. El uso de carbón como combustible ha superado a los derivados del petróleo, y los países en desarrollo emiten ahora más gases efecto invernadero que los países desarrollados. Es más, las emisiones de CO2 han aumentado en promedio  3,4 % entre 2000 y 2008, frente al 1 %  en la década de los 90.

Esta comprobación ha hecho que se prendieran las alarmas en todo el mundo, aún en aquellos países que sistemáticamente se negaron a realizar alguna acción, porque si no se apunta a medidas más drásticas que sean implementadas a la brevedad, la situación pronto será mucho peor. La reiteración de situaciones de sequías e inundaciones en vastas zonas del planeta, sin distinción de fronteras, no han hecho otra cosa que enfatizar esta alarma.

Cabe señalar que el Cambio Climático no sólo se debe a los gases de efecto invernadero, sino a la conjunción de muchos usos y abusos que los humanos hemos hecho del espacio físico que ocupamos: tierra, agua y aire.
 Ello hace que los resultados de esta conferencia también se tendrán que incorporar fuertemente en la difusión y la enseñanza, para promover un cambio en actitudes y costumbres que agregan su cuota parte de daño al medio ambiente. Y en esto todos tenemos nuestra cuota parte de responsabilidad. Habrá que asumirla, sin excusas que intenten trasladarla a otros, pero vigilantes para que evitar toda acción, pública o privada, que pretenda que el esfuerzo sólo lo hagan “los otros y no yo”.


www.portaldeluruguay.com
Read 1894 times