Martes, 08 Diciembre 2009 22:15

En la “cocina” de la RSE, Uruguay aún está en el horno

Written by
Rate this item
(0 votes)
por Ricardo López de Lacalle
Con un llamado al compromiso permanente con la responsabilidad social, no sólo de parte de las empresas sino también de los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, culminó días pasados en Punta del Este, la VII versión de la anual Conferencia Interamericana sobre Responsabilidad Social de la Empresa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con asistencia record de más de mil participantes. Más de mil personas asistieron al evento este año, incluyendo 130 panelistas y más de 900 participantes de 35 países. La conferencia se ha convertido en “el evento de referencia sobre el tema en la región”, dijo en el acto inaugural  el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.



Organizada por el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del grupo BID, la conferencia se realizó este año junto el gobierno de Uruguay y la asociación  empresarial DERES, que agrupa a las empresas uruguayas activas en el ámbito de la responsabilidad social.

“No puede sostenerse en el largo plazo una estrategia de crecimiento a base de empresas que son exitosas en sociedades que no lo son”, dijo Julie T. Katzman, gerenta general del FOMIN, durante la ceremonia de clausura. En América Latina y el Caribe, planteó, quedan todavía 130 millones de personas que viven con un ingreso de dos dólares o menos al día, situación que exige un acceso más equitativo a servicios básicos, mercados, financiamiento y educación.

Katzman dio cierre a la conferencia junto al director de Planeamiento y Presupuesto de Uruguay, Martín Dibarboure, y el presidente de DERES, Bolívar Conti.

Los tres observaron la necesidad de extender el concepto de responsabilidad social a todos los agentes de la sociedad, enmarcando la actividad de gobierno, empresas públicas y privadas, sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil.

Otra conclusión común de los expositores que dieron cierre al evento fue la certeza de que el concepto de responsabilidad social de la empresa se ha consolidado entre los actores sociales y que ha llegado a la región para quedarse.

“Las empresas que no entiendan que la responsabilidad social crea valor cuando es estratégica, vinculada al negocio central de la empresa”, dijo Katzman, “perderán importantes oportunidades económicas”.

Durante el transcurso de la conferencia, representantes de entidades sociales,  fundaciones, organizaciones, empresas privadas, debatieron sobre esta temática tan importante.

Responsabilidad, compromiso, solidaridad, inclusión económica, medio ambiente, huella de carbono, integración sostenible, oportunidades de desarrollo, herramientas y estrategias corporativas, formación de líderes, disminución de la pobreza, transparencia, agua, trabajo, economías solidarias, redes, cadena de valor, comunicación, cambio climático, alianzas, desarrollo social, y cientos de temas más formaron parte no solo de las sesiones especiales, talleres, seminarios y desayunos, sino que también estos temas se debatían acaloradamente y se defendían a capa y espada por quienes tienen a su cargo desarrollar en sus respectivas empresas este apasionante tema.

RSE en los desayunos, en los almuerzos, en los corredores, en las reuniones sociales, el debate del foro se trasladaba a todos los escenarios.

Y todo fue enriquecedor, el Networking, herramienta fundamental para conocer empresas, gerentes, presidentes, organizaciones internacionales, responsables de RSE; sus ideas, su experiencia, su visión, su realidad. Realmente un foro de los más importantes de América Latina que año a año adquiere más importancia, y lo demuestra el hecho de los cientos de personas que asistieron y participaron activamente del mismo. Desde India, España, Inglaterra, Canadá, EEUU y toda América Latina, llegaron a Uruguay, quienes más saben de RSE y trabajan en forma constante y sistemática a través de una verdadera organización de redes para formar conciencia sobre los distintos aspectos que hacen a la RSE.

Quienes llegaron del exterior, desconociendo que pasaba en nuestro país y con que se encontrarían, no les alcanzaban las palabras para elogios de lo bien que se les estaba tratando, de lo bien que estaba todo organizado, de la calidad de los servicios en general y obviamente de lo espectacular y “europeo” de Punta del Este.

Destacada mención merecen  los lugares seleccionados por el BID para las recepciones y agasajos a todos los asistentes; Estancia Siglo XX y Fundación Pablo Atchugarry – al decir de muchos congresistas, verdaderas maravillas – Espectáculos de tango, candombe, asados criollos, esculturas, naturaleza y otras exquisiteces, alternaban entre almuerzos y cenas, dejando sorprendidos a los “extranjeros” que se dieron cita en Punta del Este.

Todo estuvo perfecto, desde lo personal me sentí muy reconfortado por lo que todos los que estuvieron involucrados en la organización de esta Conferencia dieron de si mismo para mostrar al mundo las virtudes de nuestro país y convencerme una vez más que nada tenemos que envidiar a nadie en materia de organización de eventos. Claro está que no hay nada perfecto, que hubieron y presencié situaciones incomodas, pero luego, reflexionando y con lo que he visto cada vez que he salido del país a eventos de distintas temáticas, refirmo mi concepción que todo estuvo perfecto.

Obviamente sobre esto, hay mucho para escribir, contar, reflexionar, analizar, compartir - el tema no se agota aquí, recién comienza. Por lo cual en futuras  entregas intentaré transmitir a ustedes lo aprendido y contarles sobre las enriquecedoras experiencias que me toco vivir a lo largo de estos intensos 3 días y espero que las mismas sirvan para poder trasladarles a ustedes la inquietud de comenzar a conocer más de cerca lo que verdaderamente implica la RSE.
 
Nadie por aquí, nadie por allá.

Capitulo aparte merece la participación empresarial uruguaya y de los medios de comunicación.

La Conferencia Interamericana sobre Responsabilidad Social de la Empresa del Banco Interamericano de Desarrollo, (BID), es un evento itinerante, año a año se realiza en un país distinto  de América Latina.  Estos países, pujan por llevar la Conferencia al suyo propio. Uruguay no fue la excepción.
En oportunidad de conversar con Benjamín Liberoff, Asesor Ministerial del Ministerio de Turismo y Deportes, me explicaba que por gestiones  realizadas desde ese Ministerio y el ex Ministro de Economía y Finanzas, Cr. Danilo Astori, lograron hace ya tres años que el BID denominara como sede de la VII Conferencia Anual a la ciudad de Punta del Este – En el 2008 se realizó en Cartagena de Indias.

No se si debió a la fecha del año, primeros días del mes, últimos acontecimientos políticos, preparativos de fiestas, falta de rubros, compromisos ya contraídos, dolor de cabeza o estómago - no lo sé - siempre encontraremos una excusa para no estar donde debemos estar. Lo cierto, es que las empresas uruguayas, la prensa, estudiantes y políticos fueron los grandes ausentes.

En oportunidad de compartir durante la Conferencia un almuerzo con empresarios de España, México, Colombia, Panamá y Perú, me preguntaban con  insistencia: ¿“y las empresas uruguayas, donde están”?. El presidente de una importante organización internacional con operaciones en casi todos los países de América Latina, me preguntaba: ¿Dónde esta la prensa, donde están los estudiantes, donde están los políticos, este tema no interesa en Uruguay?
Las empresas uruguayas, la prensa, estudiantes, políticos, sindicatos, corporaciones empresariales,  fueron los grandes ausentes. Ni hablemos de los actores del turismo, con el Ministerio de Turismo a la cabeza.
Salvo algunas honrosas excepciones de los privados, que también participaron como expositores de ponencias, y por ciertas muy buenas, no  hubo una importante participación de empresas uruguayas, fue muy escasa.

Ustedes se imaginan?  Visitantes de todas partes del mundo, viajando horas y horas, llegaron a nuestro país para aprovechar esta oportunidad de “codearse” con los “gurúes” de la RSE en América Latina, intercambiar conocimientos, mostrar que hacen, marcar nuevos lineamientos,  etc., y las empresas en Uruguay que tienen programas de RSE no enviaron a una sola persona a un lugar que está muy cerca, dentro del propio país. Sin más comentarios - saquen ustedes sus conclusiones, la mía es reflexionar si en Uruguay la Responsabilidad  Social  Corporativa en las empresas no es más que  una estrategia de marketing o un verdadero compromiso con la sociedad; tengo la esperanza de que sea esto ultimo.

El Estado, a través de su Red de RSE en las  Empresas Publicas, marcó una  fuerte presencia. Varios fueron los entes públicos que enviaron sus nutridas delegaciones. Bien por el Estado, al decir del Ministro de Economía Cr. Álvaro García, “El Estado debe ser el líder de la RSE en Uruguay”.

 En lo que refiere a la prensa nacional, el  BID preparó una notable sala de prensa, 10 puestos de computadoras con pantallas planas, Internet inalámbrico, cómodas sillas y sillones, área de entrevistas, teléfono, servicio de cafetería y lunch permanente con variados jugos y agua mineral. Todo a disposición y exclusivamente para los medios de prensa. Lo utilizamos entre algunas diez personas, nunca llegué a contar más de eso y siempre éramos los mismos, pasó prácticamente desocupada.

He buscado información en Internet, en los distintos sitios de la prensa local, no he encontrado mucho, más bien nada.

La clase política obviamente ausente, como sabemos, estaban en otro tema, y vaya si deberían haber aprendido de todo lo que en este foro se dijo.

Como dije anteriormente, pasarán muchos años para que esta Conferencia vuelva a realizarse en Uruguay, y las empresas uruguayas puedan aprovechar todo lo que la misma les brinda.

Ahora, deberán,  quienes tengan interés en continuar desarrollando sus programas de RSE ,si realmente les interesa; viajar a otras ciudades latinoamericanas para seguir aprendiendo de todo este movimiento y  conocer que hacen y como lo hacen en otras partes del planeta. Por lo pronto, esta excelente oportunidad, al decir de una funcionaria de la organización: “SE LA PERDIERON”.  Por lo pronto en el 2010 deberán viajar a  Puerto España, Trinidad, para la VIII versión de la conferencia.

Una de las grandes y efusivas discusiones en todos los ámbitos del foro, lo fue si los Estados deben regular la actividad de la RSE, instalando un programa obligatorio en las empresas, o si no debe hacerlo, ya que se entiende la RSE como algo voluntario de las empresas – en fin, todo un gran tema – Quisiera creer que en Uruguay eso no será necesario y que la poca asistencia del empresariado uruguayo o sus corporaciones a estos foros se deba a algo más que por “compromisos contraídos con anterioridad” y no por desinterés en un tema que nos compete a todos,  ocupemos el lugar que  ocupemos en nuestras empresas u organizaciones.

Es por eso, que en adelante y desde esta columna, para jerarquizar la actividad turística en Uruguay, comenzaremos a tratar un importante tema como lo es la RSE en el Turismo y analizar los distintos aspectos y lineamientos del TOURpact,GC, programa del Pacto Mundial  y la OMT para promover la responsabilidad social corporativa entre las empresas del sector turístico.

 
Read 2051 times Last modified on Martes, 08 Diciembre 2009 21:27