pocitosslider-intro-1920-400
mvdmausoleoslider-intro-1920-400
solis-slider-intro-1920x400
mausoleo-slider-intro-1920x400
Editorial
Anécdotas de los lectores

Anécdotas de los lectores (3)

 

MI PRIMERA VEZ

Written by K2_PUBLISHED_ON_BT 697UTC_UTCRPMVE0_K2_JuePMUTCE_Agosto+0000RAgoPMUTC_0C2

Har√° unos diez a√Īos con mi ex-esposo fuimos de vacaciones a Punta del Este.No recuerdo como nos enteramos de la existencia de una playa nudista.

Me entró una curiosidad por conocerla.Un día con una excusa banal tomé el auto y fui a conocerla,pero no me animé a bajarme,pero ver algunas parejas que se dirigían ahi me dió ánimo para plantear la posibilidad de ir.

Esa noche se lo comenté al pasar a miex y medio me dió a entender que estaba loca,pero que iríamos.

Esa noche se me agolparon sentimientos diversos, excepto en familia de soltera nunca había estado desnuda delante de nadie, ni siquiera en el vestuario del club.

Pero estar desnuda en casa era algo que me agradaba y no pocas veces compartía con mi esposo.Inclusive con él habíamos, en una playa solitaría, estado desnudos unos momentos.

Al día siguiente en la tarde fuimos,como para ver.Parados en una duna miramos sin faltarnos curiosidad.La idea era ver e irnos.Pero como vimos que había una zona de gente textil y nudista ahi fuimos.

Plantamos sombrilla,armamos reposeras y confieso que estudié todo.Muchas parejas,algunos hombres solos, desnudos muy tranquilos.Era como que nadie miraba nadie, y sobre todo los cuerpos eran normales no era un desfile de modelos.

A unos metros se colocaron dos parejas nudistas que charlaban animadamente. Una de las chicas se acercó a mi a pedirme fuego.No sé con que cara la miré y me preguntó--Tu primera vez?

Le respondí que si se quedó unos minutos charlando de cualquier cosa y se fue.Me dí cuenta que solo le había mirado su cara, y ahi sentí que nadie miraba a nadie.

Mi esposo fue al mar,me saqu√© el corpi√Īo de la bikini,dejando mis brazos sobre mis senos.Cuando regres√≥ me puse boca abajo,√©l miraba veo que se levanta y se saca el slip que llevaba quedando desnudo.

Me sonri√≥,me gi√Ī√≥ el ojo y me dijo algo as√≠ como bueno toples pod√©s hacer.Charlamos largo y tendido,pero yo quer√≠a desafiarme,quer√≠a ver que pasaba si me desnudaba.

√Čl se agach√≥ en el bolso a buscar cigarrillos y me saqu√© la tanga.Cuando levant√≥ su vista me dice___Te desnudaste!!!!!!!!!!!!!

Si no le gustó,pero como él estaba desnudo le contrataque.Me quedé sentada,tiesa,mis piernas cruzadas,transpiraba.Me dije ánimate y me paré,creo que no me moví en minutos.

La chica que me había pedido fuego,volvió y me dijo algo asi como bienvenida a este hermoso lugar.Eso me hizo soltar a mi y a mi esposo,quien me tomó de la mano y me llevó al mar.

A partir de ahi todo fue como en cualquier playa,con la diferencia de sentir una hermosa sensación de libertad,paz y respeto.

Sigo yendo a Chihuhua ahora sola generalmente,caminar en esa playa,llegar hasta la laguna, ver los p√°jaros,tomar sol ah√≠,ver los atardeceres se convirti√≥ en una necesidad de unos diez d√≠as al a√Īo.

Convencer a amigas de hacerlo no fue f√°cil,pero ya alguna me ha acompa√Īado, y ahora va con su marido.

Maria

UN DIA EN COLONIA DEL SACRAMENTO

Written by K2_PUBLISHED_ON_BT 619UTC_UTCRPMVE0_K2_JuePMUTCE_Agosto+0000RAgoPMUTC_0C2

Colonia del Sacramento, peque√Īa ciudad perteneciente a la Republica Oriental del Uruguay. Lugar pintoresco ubicado en la ribera norte del R√≠o de la Plata donde el arte y el buen gusto est√°n presentes continuamente.

Arrib√© al puerto de Colonia y luego de pasar por la aduana ya estaba en condiciones de transitar sus calles. Camin√© aproximadamente cinco cuadras hasta llegar al casco hist√≥rico, all√≠ observ√© la puerta de la antigua fortaleza, la gran muralla que obraba de defensa en el pasado y algunos ca√Īones del periodo colonial. Las calles empedradas y la arquitectura colonial perfectamente conservadas son un verdadero monumento hist√≥rico.

Al llegar a la plaza mayor daba comienzo la representaci√≥n de un cambio de guardia del ej√©rcito espa√Īol, alrededor de ella varios carros antiguos tirados por caballos paseaban a los turistas, todo el conjunto me transport√≥ al pasado inmediatamente.

Cercanos a la plaza nos existen varios restaurantes, un paseo de tiendas de arte, el museo portugu√©s y el museo municipal, lindante a √©sta se halla la "calle de los suspiros" , una linda calle para quemar algo de pel√≠cula y observar a√Īejas construcciones bastante bien conservadas. Otros lugares para visitar son El Faro y la Iglesia Matriz del Sant√≠simo Sacramento construida en 1860, siendo √©sta la iglesia m√°s antigua de la Republica Oriental del Uruguay.

Aproximadamente a cuatro kil√≥metros de la plaza mayor se sit√ļa la Plaza de Toros , un lugar at√≠pico en estas pampas que me hizo pensar en la obstinada costumbre que tienen los rioplatenses de copiar ideas europeas muchas veces las menos civilizadas. El recorrido hasta la Plaza de Toros opcionalmente puede efectuarse caminando o en bicicleta bordeando la costa del r√≠o, yo lo realic√© caminando y encontr√© varios lugare√Īos de amable charla siempre dispuestos a ayudar al viajero.

En una de esas charlas Juanita  me manifestaba sobre la decadencia que hab√≠a sufrido la ciudad luego que pol√≠ticas neoliberales aplicadas en el pa√≠s tuviesen como uno de sus funestos efectos la reducci√≥n de personal en la f√°brica textil donde ella hab√≠a trabajado por m√°s de 20 a√Īos.

JCAMPOS

URUGUAY, UN PAIS AMABLE

Written by K2_PUBLISHED_ON_BT 605UTC_UTCRPMVE0_K2_JuePMUTCE_Agosto+0000RAgoPMUTC_0C2

Hace alrededor de un mes viajé con mi esposo por cuestiones familiares a Uruguay..

Llegamos a ese país cruzando en barco hasta Montevideo.

Como ya era tarde para seguir viaje y no teníamos bus para seguir camino a nuestro próximo destino...Rocha, mi esposo y yo nos quedamos esa noche en la ciudad...

Aprovechamos a pasear un poco y cenamos en un lugar muy acogedor... que queda fuera del Shopping Punta Carretas.

Al otro día partimos para Rocha,a ver unos familiares...

Rocha es ciudad,pero con ritmo de pueblo. Es un gusto caminar por esas tranquilas calles... la gente se conoce entre sí... disfrutan de tomar mate en la plaza mientras conversan con sus amigos y/o conocidos...

Aprovechamos luego desde all√≠ a visitar algunos lugares cercanos, como Punta del Diablo,un peque√Īo y pintoresco balneario que est√° creciendo mucho √ļltimamente.

Se ven muchas caba√Īas en construcci√≥n. Muchas pintadas de colores muy vistosos. El mar es muy azul all√≠. Nos gust√≥ mucho el lugar, es muy apacible.

El 1¬į d√≠a por all√≠ fue un hermoso d√≠a de sol... pero al otro d√≠a la niebla lo transform√≥ en un pueblo de aspecto casi fantasmal...

Tambi√©n fuimos a conocer la Fortaleza de Santa Teresa y el parque que la circunda. Es un lugar hermoso,con una gran variedad de √°rboles, un invern√°culo y un peque√Īo museo...

La vista desde la fortaleza es espectacular... parece una escenografía de película. Suerte que para el atardecer la niebla ya se había retirado... eso nos ayudó a disfrutar más del paisaje.

Luego de conocer esos bellos lugares regresamos a Montevideo, donde debíamos hacer algunos trámites y de paso aproveché a conocer personalmente a Patty(Punger) una viajera de esta casa.

Nos encontramos en Tres Cruces y estuvimos charlando casi dos horas, como si nos conociésemos desde siempre. Fue un encuentro muy agradable.

Pens√°bamos regresar esa noche a Buenos Aires, pero decidimos dejarlo para el otro d√≠a, ya que hab√≠a tremenda sudestada, y el r√Įo se pone muy bravo cuando es as√≠...

Decidimos que no saldríamos desde Montevideo , y nos fuimos hasta Colonia del Sacramento... allí llegamos al mediodía,donde almorzamos un rico pescadito... paseamos por las callecitas de Colonia, doradas por las hojas de los árboles, disfrutamos de un hermoso día de sol y al atardecer partimos de regreso hacia Buenos Aires.

El río estaba movido,pero el viaje fue corto... tan sólo una hora y estábamos en Buenos Aires.

MARCEDIAZ